martes, 7 de agosto de 2007

Caramelos macizos


Acabo de Hard Candy y como su nombre indica es una película que no se muerde fácilmente, y te deja ver como una fantasía se puede trasformar en pesadilla, con un gran manejo visual y tremendas actuaciones y tan solo cuatro personas en pantalla te engancha en una historia sencilla pero poderosa. Nunca veras a las niñas igual después de ver la película.
Ni Lunatrack podría contra esa Caperucita.
Imagen tomada de indiewire.com

8 comentarios:

Duff Man dijo...

Afirmativo. Las niñas, por lo visto, ya saben defenderse. Acabo de encontrar una lica aún más minimalista, de la cual escribiré esta semana...

Fer dijo...

esta bueno duffman me contas y la consigo

Herbert dijo...

Muy buena película, cumple el dicho de quién con niños se acuesta mojado amanece, pero es que en realidad si era mala la retorcida pobre cuate.

Duff Man dijo...

¿Cual pobre? El chavo se la estaba buscando. Ni modo, la V es de Vendetta!

The Black Wizard dijo...

y ahora como miras a las niñas???

Fer dijo...

con precuaución las miro black

The Black Wizard dijo...

lo que dice herbert es cierto quien con niños se acuesta mojado amanece

Herbert dijo...

Si, se la buscó pero la escena de la cirugía si me hizo romper el control remoto solo de pensar! jajajaja.
Por eso solo las que tengan cédula.