lunes, 30 de abril de 2007

Preguntas con Respuesta

¿Que tiene él que no tenga yo?

a ella

jueves, 26 de abril de 2007

Pequeñas modificaciones 2

Pienso luego existo,
Siento luego escribo

lunes, 23 de abril de 2007

Crónica de una semana santa pasada, (parte final)


Pues después de vivir un jueves blanco esplendoroso, haber cargado la entrada tal vez por única vez en mi vida y caminar por más de 17 horas, llegamos al punto cúspide de la semana santa chapina, el viernes más santo de todos los viernes. Como siempre me toco cargar de madrugada en la Merced, al mero Jesús del que ya les platique. A las cinco de la mañana entre dormido y despierto me dirigí a pie hacerle encuentro aproximadamente a unas 12 cuadras de mi casa en la 4 calle. Aún oscuras y con poca voz debido a una alergia en la garganta fui a cargar mi turno representativo de la semana mayor, por ser la procesión litúrgica del día. Cual seria mi sorpresa que al finalizar mi turno y regresar a mi casa me di cuenta que por el sueño y el cansancio me había puesto un zapato de uno y otro de otro, quedando como anécdota de otro viernes santo, luego de algunas horas de descanso fuimos a oficios con mi compañera de viernes santo, una muy querida amiga que me acompaño en esta ocasión. Como buen cucurucho el recorrido por el centro histórico abarrotado por aproximadamente 3 millones de personas lo hice una vez más a pie y para lograr ver los tres cortejos caminamos aproximadamente 4 kilómetros entre cantidades impresionantes de gente. Íbamos de la 15 calle a la primera luego de nuevo a la quince para finalizar en la zona 2 y emprender el camino a santo Domingo donde como todos los años miramos la entrada del Cristo del Amor. Dios nos dio la oportunidad de participar un año más en las hermosas procesiones, compartir con los amigos y vivir experiencias espirituales que cada año marcan una semana santa bella y especial. El domingo celebramos la resurrección la mayor de todas las fiestas con la misa de catedral y cumplimos un triduo pascual más y esperaremos el otro año con ansias fe y amor.
Y para los que lo pidieron aqui pongo mi foto de cucurucho, junto con las 2 personas que hacen más linda la tradición mi padre y mi hermano.

domingo, 22 de abril de 2007

Del estadio y otras aventuras

Una vez más fuimos a ver al mimado de la afición, esta vez lamentablemente por el empate no disfute tanto del partido, pero si del folklore. Por espacio de 4 horas aproximadamente me sumergi a la cultura del estadio, con sus personajes, sus gritos, sus frases. Los moralistas saldrian corriendo de alli pero no cabe duda que lo disfruto
la creatividad de los insultos, las porras y toda una subcultura que te desconecta de la vida diaria. El estadio es un buen remedio para el stress. El desahogo del pueblo. Hoy se lleno el estadio, el equipo no respondio, pero igual no la pasamos bien.
El que no salte es crema h#"$co

sábado, 21 de abril de 2007

jueves, 19 de abril de 2007

Jueves Santo




Crónica de una semana pasada (llego el día)

A pesar de haber pasado una noche con tos, mucho calor, ansiedad y zancudos, me levante en la madrugada del jueves santo para uno de los momentos más emotivos personales de la Semana Mayor, la salida de La Consagrada imagen de Jesús nazareno de Candelaria Cristo Rey, imagen que se a enraizado en el corazón de los guatemaltecos desde hace más de 400 años y que es parte importante de la reliogisidad popular del país.

Hablar de esta imagen es hablar de leyendas, devoción y en mi caso de la familia. Mi papá carga la salida que es tan importante que se hace de etiqueta. Y durante muchos años lo hacia acompañado por mi madre y mi abuela. Así que estar allí otro jueves santo más es más que solo ver la salida de una procesión es el reencuentro con el pasado, con la fe de un pueblo y un reencuentro con mi paz.


Durante 17 horas caminamos por momentos muy especiales y al final tuve el honor de poder cargar el turno de entrada talvez por única vez en mi vida. Podría seguir escribiendo de un jueves santo lleno de emociones pero les dejo mejor unas fotos.


martes, 17 de abril de 2007

Crónica de una semana santa pasada (milagros inesperados)

Para el miércoles la ansiedad esta presente en la familia, por que el jueves sale la procesión familiar por excelencia, la procesión de Jesús de Candelaria, de la cual guardo gratos recuerdos de mi madre, por que con ella fui a ver la salida y entrada por primera vez. Tan gratos recuerdos que siempre voy a ver la salida y la entrada (bueno recorro todo el trayecto) por que se que es lo que mi mamá haría y seguramente quiere que siga haciendo. Cabe mencionar que por problemas personales que se me habían dado, en todas las procesiones le había estado pidiendo a Jesús mucha paz, para resolver mi vida personal pero sobretodo laboral y para poder perdonar a alguien con el cual estaba muy enojado. Realmente en la semana santa pude conseguir esa paz que mi corazón necesitaba, pero para eso del lunes santo, tuve un extraño presentimiento y era que ese año iba a cargar la entrada de la procesión familiar. Claro que para ese momento era algo imposible, por que mi altura no me lo permite y por que mi turno me fue entregado desde el sábado anterior a Ramos, por la tarde me dirigí a cargar en la procesión de Santa Teresa, luego cuando me tocaba regresar a mi casa, me dijeron que teníamos que ir a candelaria, precisamente con la persona que estaba enojado lo cual me molesto y se me hizo raro.

Por cuestiones que conspiraron a favor mió esta persona me consiguió el turno de entrada de la procesión, el cual nunca me imagine cargar, el cual me daba la paz necesaria que había rezado. Dios habla con uno de distintas maneras, esta vez hablo conmigo y me dijo, hijo yo se que no sos el mejor del mundo, pero se que quieres este turno, y que estas triste, así que te lo voy a dar, pero antes tendrás que encontrar el perdón.

Pocas veces había sentido tan cerca la voluntad de Dios en sus actos, pero para mi fue un milagro y un lección de vida. Una que sabrán mis nietos y se convertirá en parte de la tradición oral de la semana mayor , algo que definitivamente nunca olvidare como aquel miércoles santo Dios me hablo sin necesidad de usar la voz, sino a través de sus actos.

lunes, 16 de abril de 2007

Crónica de una semana santa pasada (la procesión de las flores y nuevos personajes)


Para el martes santo el cansancio ya se hacia sentir más en nuestros cuerpos, sin embargo aún llegamos casi a tiempo para ver la entrada de la procesión de las flores más conocida como la Reseña Su característica principal es que en lugar de llevar adorno alguno, los feligreses van tirándole flores a lo largo del recorrido adornado las andas hasta la rodilla de la bella imagen de Jesús de la Merced el merito Jesús de la leyendas. Al salir del templo lo hicimos por el altar mayor por que la cantidad de gente en la iglesia impedía salir por la puerta principal. El calor del martes santo al medio día nos hacia necesario buscar la rehidratación. Cerca del templo de la merced esta el súchiles más tradicional de la Semana Mayor en Guatemala y nos juntamos con uno amigos para refrescarnos entre ellos el joven Paíz que dentro de las horas siguientes nos sorprendería con su única y agradable personalidad. Emprendimos el regreso a nuestros hogares y quedamos de reunirnos en la tarde para ver la procesión de Beatas de Belén con su característica principal de este año que debido al bajo presupuesto tanto la virgen como Jesús utilizarían la misma banda siendo la virgen la que paso primero. En horas de la tarde y con un entretenido grupo de amigos el cual incluía al joven Paíz que para la mayoría de nosotros era recién conocido nos dimos a la caminata para ver la salida del cortejo. No sin antes hacer un recorrido por un par de iglesias del centro histórico en las cuales el joven Paíz empezó a dar muestras de sus conocimientos históricos su personalidad extrovertida que nos dejo perplejos y nos dejo uno de aquellos apodos que difícilmente olvidaremos en la futuras semanas santas por vivir “Wikipedia”, en resumen fue una tarde sumamente agradable que termino cuando todos comimos un choripán después de compartir caminando por el centro histórico en donde se compartieron anécdotas y conocimientos.

viernes, 13 de abril de 2007

Crónica de una semana santa pasada parte 3


Llego el lunes santo y con ello el cansancio del fin de semana, me levante tarde por primera vez en 2 años no tenia que trabajar ese día, así que me di el lujo. Llegando las cuatro de la tarde y con la lluvia acompañe a mi hermano a cargar a una de las procesiones más tradicionales de Guatemala, La de la parroquia y Jesús Nazareno de las Tres Potencias, luego fuimos a recuperar nuestro turnos de Candelaria, por que el sábado por falta de contraseñas no los pudimos sacar. En la noche aunque sin turno me decidí incorporar al cortejo me puse mi túnica y dije “si Jesús quiere que lo cargue lo voy hacer“ después de oír un par de marchas fúnebres en la parte de atrás del cortejo, decididamente fui a ver si podía cargar, llegue a la esquina había un brazo (espacio ) suelto pedí autorización y cargue. Llegamos hasta la entrada y completamos un día más de la semana mayor, compartiendo anécdotas con los amigos, encuentros blogueros (saludos Tiago) y aprendiendo de los secretos de los músicos para aguantar el ritmo (lo que llevan no es agua pura jajajaja) Los siguientes día de la semana santa me trajeron milagros inesperados pero a su debido tiempo.
Imagen tomada de Semana Santa en línea

miércoles, 11 de abril de 2007

Crónica de una semana pasada parte 2



Cansados por un primer día lleno de emociones, el domingo de ramos buscamos el encuentro con Jesús de los Milagros y su majestuosa procesión, acompañado por millares de cucuruchos que para este día ya utilizaron su túnica morada. Definitivamente con casi 18 horas de duración esta procesión es sin duda de las más largas del mundo. Con mi papá y mi hermano tomamos nuestros respectivos turnos antes del medio día y reafirmamos que las majestuosas andas con un águila romana en cada esquina son de las más pesadas de toda la semana santa. Durante la noche de nuevo acompañamos el cortejo y esta vez tuve una perspectiva distinta del mismo al acompañar por aproximadamente 15 cuadras y un poco más de 2 horas ala virgen de dolores pero debajo del anda. La procesión entro a eso de la 1 de la mañana y ya cansados regresamos los cucuruchos pero listos para empezar una nueva faena el lunes santo.



martes, 10 de abril de 2007

Primera parte fotos


Crónica de una semana santa lamentablemente pasada (parte 1)

Aunque la semana santa oficialmente comienza con el domingo de ramos, el sábado anterior a este es un momento especial para la celebraciones en Guatemala, por lo que desde muy tempranas horas miles de feligreses abarrotaron el templo de la Recolección en la zona 1 capitalina para ver el primer gran cortejo de la Semana Mayor Guatemalteca, el de la bellísima imagen de Jesús del Consuelo. Como todos los años al dar la vuelta se topa con la calle del consuelo, un bello pedazo del trayecto en donde niños, enfermos y ancianitos son sacados a la calle para que con el grupo “Juntos como hermanos” formen el callejón del consuelo, en donde talvez por única vez en el año podrán ver la imagen de Jesús que lentamente pasa en sus majestuosas andas de 110 brazos y es impresionante ver como son recibidas con alegría fe y devoción. El recorrido se prolongo por 13 horas en donde en diferentes puntos del trayecto es recibido por los fieles de distintas maneras generando un sin número de emociones. Este día se caracteriza también por ser el de entrega de turnos, que coincide con el recorrido de la procesión, por lo que generalmente las colas se hacen largas. Así pasa el primer gran día y cansados sabemos que mañana una centuria romana nos dará la bienvenida.