martes, 26 de diciembre de 2006

se fue

el viernes mis hermanos fueron victimas de la inseguridad del país, cuando en la misma puerta de mi casa a mano armada les robaron mi carro, a tan solo 2 días de la navidad.
a pesar de la perdida material y el susto de tener la vida en manos de unos delicuentes, hay cosas que no nos pueden robar, cosas más valiosas que no pueden arrebatarnos, como las palabras de aliento de los amigos, el abrazo de los familiares, el solo hecho de tener en quien apoyarse,

pudieron llevarse mi carro , pero el precio de ver a mis hermanos otra vez y darles un abrazo, es realmente mucho más valioso, hay gente tan pobre que solo tiene un carro que robaron

2 comentarios:

wicho dijo...

Lo que decís es muy cierto: no se puede nombrar un precio cuando se trata de los seres queridos. Lo demás es material, está prestado, nunca es de uno

Alecksya dijo...

Orale! !

vine aca, desde el blog de duff man, me gusta leer blog, cuando tengo suficiente tiempo, pero este no era el comentario.

Tienes toda la razon, no hay nada que se compare al abrazo de la familia, a los animos que te dan los amigos, un carro, un telefono celular, el dinero, lo que sea, se puede recuperar, pero la vida de una persona a la que amas, eso no tiene precio, a mi esposo lo asesinaron en febrero, imagino que para robarle el celular, porque ni el carro le quitaron, solo el celular no estaba, y cuanta falta hizo en estos dias, su abrazo, sus palabras, su sola presencia, casualmente el se llamaba Luis, y fue la primer persona que vi que escribia su apodo WICHO.

Casualidades de la vida? ? ? no se.