jueves, 7 de diciembre de 2006

Sin precio

Después de varios años, anoche regrese al estadio con mi papá, creo que de todas las locuras que pueda tener, mi afición por Municipal es una de la más controversiales, pero aunque fue mi padre y mi abuelo que me dijeron desde chiquito que tenia que ser rojo casi nunca comparto la afición con ellos en el estadio. Asi que anoche era especial poder ir con mi papá.

Por que controversial, por que para la mayoria de letrados, y pseudo intelectuales ver fútbol nacional es una perdida de tiempo, pero para mi es solo una afición que tengo debido a que por una razón magnifica del destino me toco nacer en esta tierra y aca ese fútbol se juega.
ya hable de sus deficiencias, pero anoche el partido fue uno de los mejores de las temporada y como diria una tarjeta de crédito por alli, Hay cosas que el dinero no puede comprar ver a los rojos ganar con mi papá no tiene precio.

4 comentarios:

Duff Man dijo...

Estimadísimo Héctor. Recién me pongo a pensar que ser hincha no es una decisión lógica sino puramente emotiva. Así como ser fan de cierta banda o artista, es algo que no se puede explicar, sólo se lleva dentro. Qué bueno que pudiste compartir ese triunfo con tu viejo. En retrospectiva, yo a regañadientes manejé hace 10 años el hecho de que mi padre me acompañara al primer concierto de Arjona al que fuí. Con la sabiduría del tiempo, agradezco su protección y compañía esa noche, en la desaparecida Plaza de Toros.

Fer dijo...

que resulto ser la plaza que me has cambiado en bohemi suburbana jajajaja, Gracias por visitar el blog vos

Duff Man dijo...

Córtale mi chavo, =), ese ha sido uno de mis momentos más ingenuos!

Fer dijo...

jajajajaja si vos uno de los momentos más graciosos