martes, 4 de octubre de 2011

Pequeñas modificaciones ( la verdadera historia de un taxi )

La vida te da sorpresas sorpresas te da la vida, hoy haré una pequeña modificación fiel a mis costumbre. Con un hecho absolutamente verídico que me paso una noche en la que me niego a escribir (para entrar en -Arjona mode )


Eran las diez de la noche piloteaba su naveEra su  taxi un Palio Weekend de esos del año del caldo
Era un dia de esos malos donde no hubo pasaje

un par de hermanos por majesle hicieron la parada
antes de llegar a la casa
(nos dijo)
pasemos por gas que se esta quedando la nave
Cuente con unos servidores si lo que quiere empujarse


que es lo que hace un taxista el día de su onomástico
pariendo   gasolina en un bote de plástico


que es lo que hace un taxista pidiendo al cliente que lo empujara
los últimos metros de subida para que el carro llegará


que es lo que hace un taxista pidiendo por adelantado
y todavía al bajarnos 20 pesos prestados


que es lo que hace un taxista para que no lo regañen
por no llegar a la cuota y sus patrones se ensañen




me pregunte


Y así fue mi historia del taxi de anoche más real que la de Arjona , con rimas más pura mierda,
y con ese toque de humor ácido de cortometraje chapín.







1 comentario:

Rahina dijo...

O sea que esta es la famosa historia del taxi, lo leí en Twitter y me dio mucha risa.