lunes, 8 de enero de 2007

No hay suficiente café en el mundo

No hay suficiente café en el mundo

No cabe duda que en nuestra querida patria, crecemos , vivimos y sobrevivimos tomando café,
Como dijo un profesor hace algunos años es el néctar negro de los dioses blancos.
Desde que tengo memoria consumo diariamente al menos una taza de café, y a lo largo de los años he descubierto sus múltiples propiedades terapéuticas.

Me sorprendió el hecho que cuando fuimos a repartir víveres después de la tormenta stan, entre las donaciones se daba café (aunque habían cosas más necesarias) pero recordé a Giovanni Pinzón cantando “ con un café engaña su intestino”. Parece que cuando no se puede tomar ya nada, aun se puede tomar café. Con un café celebramos, aliviamos penas, compartimos con la familia (añoro el cafecito con pan con mi madre QEPD), todo parece mejor con un café, aún cuando me tomo un café con su ausencia.

Las charlas son mejores con un café, las mañanas y hasta los almuerzos. Por allí leí que el que habla poco siente mucho, esta semana estaré prácticamente callado, por lo que por las tardes de nuevo buscare con quien tomar un café y tratar de sentir menos, pero no hay suficiente café en el mundo.

6 comentarios:

Duff Man dijo...

Lo del café te lo debo, ya que lo más cerca que lo sentía era en los besos de Ale. "Encenderle un cigarro a la nostalgia", eso sí. Podré disfrutar un chocolate, un licuado o un juguito. Sale?

Fer dijo...

sale,
necesito una expiació jajajajaja

Victoria dijo...

MMMMMM caffeine mon amour , el cafe engaña al estomago , calienta el cuerpo y revitaliza tu mente ....pero no aplaca el corazón..

Fer dijo...

la compañia del café ayuda

Tiago dijo...

aunque algunos les gusta "mixtado sublimemente con el líquido blanco de la consorte del toro", lo importante es que la cafeína moje el espíritu con su torrente curativo y regale al menos por un instante muy personal, una isla de paz, dentro de la rutina.

Fer dijo...

yo lo prefiero capuccino o con leche
si pero esta semana no me va alcanzar